[spoiler=]Intenté añadir una API para Old Post School y me la armo de pedo twitter porque debía verificar via movil ( cosa que anteriormente no me había pedido ) dije ah bueno actualizaron que más da. Sucede que al ir y verificar la cuenta me pedía llenar un formulario, crear una cuenta "desarrollador" autorizar permisos, aceptar terminos y condiciones especiales a lo que empecé a buscar y encontré esta noticia [/spoiler]


Si eres un usuario casi profesional – o muy aficionado – de Twitter, sabrás que existen aplicaciones de terceros como Tweetbot, Twitterrific, Tweetings o Talon. Estas se han desarrollado específicamente para ayudar a los usuarios con sus publicaciones desde su móvil. Pero ahora su status quo peligra.


Twitter podría hacer que en breve dejaran de estar disponibles. Estos servicios cuentan con herramientas como las notificaciones automáticas o la actualización automática del timeline que resultan muy útiles para los usuarios que usan Twitter con asiduidad.


En cualquier caso, si eres de los que no usan Twitter como cliente oficial para publicar tus tuits, deberías ir buscando una solución. Así lo han confirmado los desarrolladores de estas aplicaciones, que al cabo de unas horas han sido puntualizados por la propia Twitter.


Desde twitterDev dicen que este cambio se retrasará. Que los desarroladores serán avisados con antelación y que tendrán hasta 90 días para poder llevar a cabo la migración a la API Account Activity. De este modo, parece que las aplicaciones no perderán su esencia o mejor dicho, sus principales funciones.


De momento, Twitter ya les ha proporcionado un programa beta desde el que ya pueden llevar a cabo las primeras pruebas.


TWITTER Y LAS APLICACIONES DE TERCEROS


El aviso que habían recibido los desarrolladores de estas aplicaciones fue claro. El servicio Streaming Services de Twitter se eliminaría el próximo 19 de junio. A partir de ese momento, todas las personas que usan habitualmente estos clientes para recibir notificaciones y añadir publicaciones a Twitter de manera automática, se quedarían sin este par de características, imprescindibles para cualquier usuario que busque un cliente de Twitter para gestionar su cuenta.


Twitter tiene previsto estrenar una API nueva, bautizada como Account Activity, en sustitución a la anterior. Y esta no sería accesible para los desarrolladores. Esto es, sin lugar a dudas, un problema grave para los usuarios que necesitan usar estos clientes. Pero lo es más todavía para estas plataformas, que por unos momentos se vieron abocadas a la desaparición.


Ante la desesperación, las plataformas pidieron a los usuarios que hablaran sobre la situación en esta red social y que lo hicieran bajo el hashtag #BreakingMyTwitter. También les solicitaron mandar quejas y solicitudes para poder seguir trabajando a través de estos clientes directamente a twitterDev, que es la cuenta que usa Twitter para proporcionar informaciones y novedades profesionales.



TWITTER RETRASA LA IMPLANTACIÓN
Tal como te indicábamos, en las últimas horas, Twitter ha decidido dar marcha atrás en su decisión. Desde su cuenta han explicado que los desarrolladores tendrán hasta 90 días para hacer la migración. Y que desde ahora tienen la posibilidad de probar la versión beta de la API.


Así, parece que la fecha límite para la desaparición de Streaming Services no se producirá exactamente el 19 de junio. Sino que sucederá más adelante y los desarrolladores recibirán un aviso con la debida antelación. Después del mismo, tendrán un total de 90 días para poner en marcha la migración y salvar su servicio.


La solución parece aceptable, pero lo cierto es que todavía no está muy claro cuál será el funcionamiento de la nueva API Account Activity. Todo son dudas con respecto si esta herramienta será capaz de proporcionar a los desarrolladores el soporte que necesitan para todas las funciones que hasta ahora están ofreciendo para la gestión de Twitter.


Así, los expertos creen que aunque se puedan seguir ofreciendo las notificaciones, la posibilidad de actualizar el timeline en tiempo real quede diezmada. Y se produzcan retrasos importantes, que se notarán sobre todo a la hora de seguir acontecimientos y noticias de última hora.